Stay hungry. Stay foolish

Emprendedor

Los tiempos cambian rápidamente. Puede que más rápido que nunca. Las nuevas tecnologías cambian cada día nuestra manera de vivir y la forma en que trabajamos. Estamos obligados a aprender y desaprender para adaptarnos a un entorno que evoluciona constantemente.

Para poder innovar en un contexto como el actual hay que rodearse de gente que nos inspire, personas que nos ayuden a tomar perspectiva.

Por fin comprendí lo importante que es el lenguaje de la innovación, pienso que es el lenguaje para construir futuros. Un lenguaje para compartir y crecer, que se proyecta a través de la inspiración en su faceta más poética y estamos condenados a convertirlo en realidad a través de su faceta práctica.

A través del lenguaje de la innovación se pueden lograr cosas increíbles.

Elephant Rider

Intraemprendedor

El intraemprendimiento sobrevive sólo en aquellas empresas que han sabido integrar un factor de innovación en su cultura. Si queremos ayudar a fomentar el intraemprendimiento debemos invertir tiempo y esfuerzo para impregnar de innovación la cultura corporativa.

Suele ser bastante común que surjan ideas innovadoras desde distintos puntos de la empresa. Mi experiencia me dice que no será posible desarrollar ninguna de estas ideas de forma duradera y consistente sin involucrar a las personas adecuadas. Necesitamos localizar y conectar a nuestros Elephant Riders.

Un Elephant Rider vive comprometido con la aterradora tarea de volar a ciegas.

Un Elephant Rider sabe que sino se implica, no sirve de nada tener claros conceptos como, “business plan”, “KPI’s”, “long tail”, “break even”, “GTD”. Ellos viven comprometidos con la aterradora tarea de volar a ciegas, de asumir el riesgo que supone mantener su postura independientemente del rol que desempeñen en la compañía.

Para convertirnos en un Elephant Rider debemos asumir la responsabilidad de impulsar nuestras ideas con valentía, perspicacia y creatividad. Sólo de esta forma podremos lograr que el elefante se mueva.

Si decidimos cambiar nuestra actitud y ensillar al elefante no debemos poner nuestra fe en un resultado, debemos concentrarnos en el viaje. El reto de un Elephant Rider consiste en encontrar el viaje que su corazón necesita en ese momento.