Cautivar desde los valores

Hace unos días estuve con mis peques en el TEDx Kids que organizó TEDxCibeles, aprovecho para darles mi enhorabuena y agradecer el trabajo que hacen. Para Paula, la más pequeña de mis dos hijas, la recta final se le hizo un poco dura para sus cinco añitos, pero volvió muy contenta a casa con su nueva lámpara; era la primera vez que pensaba y construía un objeto ella “sola” luchando a brazo partido contra su timidez. También su hermana Daniela, de 9 años, disfrutó adentrándose en nuevos mundos creativos para ella: robótica, diseño, baile… Llegó a casa deseando repetir ese capítulo de su vida, algo que a mí, como padre, me resulta inspirador.

Liderazgo creativo

se diferente

Esfuerzo y conocimiento

La sociedad admira la creatividad. Muchas veces nos preguntamos por qué otros (y no nosotros) generan productos creativos y sorprendentes. La clave es que, muy lejos de la lámpara que se nos enciende casi azarosamente, el proceso creativo requiere una ética del esfuerzo, determinación y conocimiento, con pasos precisos y momentos de enorme soledad con nuestro objeto de conocimiento. La creatividad es el resultado de un largo camino de aprendizaje.